La nueva central eléctrica que desarrollará la compañía finlandesa estará situada en el yacimiento que explota la petrolera YPF, y aumentará la eficiencia del suministro de energía del área al reemplazar una planta de turbinas de gas existente.

La planta se ubicará adyacente al parque eólico que YPF Luz construyó e inauguró hace pocos meses en Manatiales Behr, lo que permitirá conformar un sistema de energía híbrido inédito en el país, se explicó desde Wartsila.

La nueva tecnología ayudará a equilibrar el sistema absorbiendo las intermitencias del parque eólico adyacente, con una capacidad de generación de hasta 99Mw.

La planta que utilizará gas como combustible y deberá estar en pleno funcionamiento en octubre de 2020 tendrá una producción inicial de 57,4 Mw, y permitirá luego ser ampliada hasta 90 Mw.

La producción de energía se utilizará principalmente para garantizar el suministro eléctrico de los campos petroleros emplazados en la cuenca del Golfo San Jorge y también con sus excedentes abastecer de energía al sistema interconectado nacional. 

El acuerdo bajo modalidad EPC, también conocida como llave en mano, contempla la ingeniería, compras y construcción de la planta.

La central operará con cinco motores Wärtsilä 31SG, el cual se asegura desde la empresa es el motor de combustión más eficiente del mercado local en operación, con capacidad para alcanzar la potencia máxima desde el arranque en aproximadamente dos minutos.

Esa misma capacidad de arranque permitirá que, en caso de que se produzca un fallo en la red eléctrica, la central Manantiales Behr podrá entregar electricidad de emergencia a la ciudad de Comodoro Rivadavia, distante unos 30 kilómetros.

La empresa de tecnología explicó que los nuevos motores son capaces de operar en condiciones climáticas adversas y que en el caso de la cuenca Manantiales Behr incluyen velocidades del viento de hasta 180 km/hora y temperaturas que pueden oscilar entre -10 y 40 grados.