La petrolera alemana Wintershall DEA anunció ayer una alianza con la gigante norteamericana ConocoPhillips para la explotación de dos de las áreas que posee en Vaca Muerta. La unión no sólo marca el desembarco de la tercera firma más grande de Estados Unidos en un momento en donde la incertidumbre electoral afecta a muchas empresas, sino que también permitirá avanzar en cuestión de meses en el desarrollo masivo de los dos bloques.

El acuerdo de cesión de participación que se anunció ayer comprende a las áreas Bandurria Norte y Aguada Federal, que pasarán a ser desarrolladas en conjunto entre ambas firmas aunque la alemana mantendrá los trabajos de operación.

El acuerdo de cesión de participación que se anunció ayer comprende a las áreas Bandurria Norte y Aguada Federal, que pasarán a ser desarrolladas en conjunto entre ambas firmas aunque la alemana mantendrá los trabajos de operación.

La cesión marca que ConocoPhillips adquirirá el 45% de Aguada Federal en donde otro 45% lo retendrá Wintershall DEA y el 10% restante corresponde a la estatal Gas y Petróleo del Neuquén (GyP). En tanto que en Bandurria Norte las firmas tendrán cada una el 50%.

Si bien la alianza deberá ser aún autorizada, las firmas detallaron que esperan que se efectivice antes de fin de año y desde Wintershall DEA se precisó que se “han realizado exitosamente proyectos pilotos en ambos bloques”.

La advertencia de la firma alemana se debe a que a principios de año sus autoridades reconocieron que se encuentran en la recta final para definir el paso a desarrollo masivo de ambas áreas y precisaron que el objetivo es que la fase de actividad intensiva se de en conjunto en los dos bloques ubicados al norte de Añelo.

En realidad los bloques tienen los meses contados, pues ya cumplieron los plazos para desarrollar sus pilotos e incluso han conseguido extensiones, por lo que de no avanzar a la fase de desarrollo masivo el gobierno provincial, como poder concedente, podría proceder a aplicar sanciones que incluyen caducar la concesión.

Es por esto que el miembro del directorio de Wintershall DEA y responsable para Latinoamérica, Thilo Wieland, indicó que “estamos entusiasmados con esta nueva asociación, ya que nos permitirá acelerar el desarrollo de los dos bloques”.

Aguada Federal fue una de las primeras áreas en ponerse en producción en Vaca Muerta en 2012, para sumar un año más tarde la participación de Wintershall. Ahora con la presencia de ConocoPhillips se espera acelerar el ritmo no sólo por la inyección de nuevos flujos económicos sino también por el extenso conocimiento que la compañía posee en sus desarrollos no convencionales de Estados Unidos en donde es la tercera firma más grande detrás de ExxonMobil y Chevron.

“El anuncio subraya nuestra firme convicción en el potencial de Vaca Muerta y el shale de Argentina”, aseguró el director de Wintershall DEApara Argentina, Manfred Boeckmann.