El gobierno de San Juan prevé adjudicar antes de la próxima primavera la licitación para la construcción del aprovechamiento multipropósito El Tambolar, que contempla una generación de energía eléctrica de más de 340.000  Mwh/año y por la que compiten tres grupos empresarios.

La obra tiene como objetivo principal completar el sistema de aprovechamiento integral del tramo medio del río San Juan (compuesto por El Tambolar, Los Caracoles y Punta Negra) y el sistema múltiple del mismo río, que incluye además a la Olla Ullum y la Quebrada de Ullum.

Como objetivos específicos, además de la generación eléctrica, se busca la sustentabilidad de los emprendimientos agrícolas e industriales; el almacenamiento de agua (más de 600 hm³); el aumento de regulación del agua del río y control de crecidas; y la movilización de mano de obra y servicios (más de 1.300 operarios).

La etapa I de la estrategia de construcción ya se llevó a cabo entre marzo de 2015 y junio del año pasado, e incluyó el proyecto ejecutivo de toda la obra; y la ingeniería detalle del desvío del río con sus respectivos túneles, pozo de compuertas y galerías de acceso.

La etapa II por realizar prevé la construcción de la presa, el túnel de aducción a la generación, el vertedero, la casa de máquinas, la estación transformadora y la línea de alta tensión.

La apertura de ofertas se realizó la semana pasada y se presentaron dos grupos argentinos y uno encabezado por una compañía china.
La propuesta económica base de Panedile Argentina SA – Sacde – Sinohydro – Petersen, Thiele y Cruz fue de US$ 544,3 millones y la alternativa de US$ 545 millones.

Techint – Tesur, a su vez, ofertó US$ 541,9 y US$542,5 millones, respectivamente; mientras las propuestas de China Gezhouba Group Company Limited (sucursal argentina) – Green SA – Ivica – A. Dumandzic SA fueron de US$ 704,1 y US$ 706,8 millones.

Los próximos hitos previstos, que tendrían lugar a lo largo de este año, incluyen la evaluación de los sobres Nº2 (propuestas económicas); la adjudicación de la oferta ganadora; la firma del contrato de obra con la UTE ganadora; y la firma del acta de inicio de obra de la Etapa II, a fines de 2019 o comienzos de 2020.