La Central Termoeléctrica Genelba, del grupo Pampa Energía, comenzó hoy a entregar electricidad al sistema nacional con la puesta en marcha de una cuarta turbina de gas, lo que inaugura la primera etapa de un proyecto de inversión de US$ 350 millones.

La obra que Pampa se adjudicó en 2017 como parte de la licitación abierta mediante la Resolución 287, consiste en la construcción de la turbina de gas que comenzó a generar hoy y el cierre del ciclo combinado mediante una turbina de vapor.

De esta manera, el grupo que encabeza el empresario Marcelo Mindllin, busca consolidarse como el primer generador eléctrico del país, lugar al que accedió el año pasado y sostuvo en el primer trimestre de 2019, se explicó desde la empresa en un recorrido realizado hoy con la prensa en las instalaciones de Genelba.

En generación, Pampa cuenta las centrales térmicas Loma de la Lata, Güemes, Central Piedra Buena, Parque Pilar, Ingeniero White y la central de co-generación Ecoenergía, además de las hidroeléctricas Los Nihuiles, Diamante y Pichi Picún Leufú (“HPPL”), y desde este año dos parques eólicos en el sur bonaerense.

De esta manera, la central térmica ubicada en el partido bonaerense de Marcos Paz aportará al sistema 190 Mw nuevos de generación, los que se sumarán a los 837 Mh ya en marcha mediante tres turbinas de gas, se destalló desde la compañía.

A esta primera etapa, le continúa otra en plena construcción que hará el segundo cierre de ciclo de la planta y que a mediados de 2020 permitirá generar otros 190 Mw, es decir un total de 380 Mw nuevos.

La primera etapa solo tiene pendiente un conjunto de pruebas requeridas por Cammesa y la Secretaría de Energía para su entrada formal en operación comercial, lo que se concretará antes de que finalice el mes, en tanto que el resto de la obra tiene 80% de avance, se destacó.

Las tareas licitadas por Pampa demandarán una inversión total de US$ 350 millones y están a cargo de la alemana Siemens -encargada de proveer las turbinas- y la nacional Techint.

Entre ambas contratistas se ocupan actualmente unos 900 operarios, pero en el pico de las obras el número ascendió a 1.200 trabajadores. 
Genelba, una planta inaugurada hace 20 años -el 1 de mayo de 1999-, es considerada una de las más eficientes del país y con la presente ampliación será una de las mayores generadoras térmicas del sistema nacional, se aseguró desde la compañía.

La planta -que se sumó a los activos de Pampa con la adquisición de Petrobras- es considerada estratégica por la proximidad a la subestación Ezeiza de la empresa Transener, y funciona solamente a gas que recibe a través del gasoducto San Martín.

La inversión en Genelba forma parte de los US$ 800 millones que Pampa anunció a comienzos de mayo que invertirá en sus proyectos energéticos, lo que incluye la exploración de gas no convencional en las áreas de Sierra Chata y El Mangrullo en Vaca Muerta, y de petróleo en Salta.

Además, el grupo integra las unidades de negocios de transporte eléctrico a través de su participación en Transener; en la distribución mediante el control de Edenor, y la participación en Transportadora Gas del Sur y en Refinería del Norte.