Transportadora Gas del Sur (TGS) inauguró el primer tramo de 65 kilómetros del gasoducto que atravesará 30 áreas productoras de la formación de Vaca Muerta, una obra considerada estratégica para la construcción de un troncal que vincule con la provincia de Buenos Aires.

La obra que demandará una inversión total de US$ 300 millones consiste en la construcción de un gasoducto de 150 kilómetros que permitirá captar un caudal de hasta 60 MMm3/d y una planta de tratamiento, que acondicionará 5MMm3/d en una primera etapa y que también fue inaugurada hoy.

El CEO de TGS, Oscar Sardi, explicó a Télam que el gasoducto tiene «una ubicación estratégica en la región, ya que atraviesa 30 áreas productoras donde están operando 13 empresas» y genera las condiciones para el desarrollo de un proyecto para la construcción de un nuevo gasoducto troncal proyectado.

«Ya hemos firmado acuerdos para transportar gas de siete áreas productoras diferentes y esperamos sumar nuevos bloques durante este año y buscaremos ampliar las instalaciones de acondicionamiento en el 2021», agregó el directivo de la compañía que forma parte del grupo Pampa Energía.

Con esta obra, se genera una infraestructura a escala capaz de satisfacer las necesidades de transporte de todos los productores y evitar que los operadores desarrollen su propia solución.

En ese sentido, se destaca la condición estratégica de la obra ya que permite colectar la producción actual y futura de una treintena de bloques de Vaca Muerta y trasportarla hacia el gasoducto troncal de la compañía.

El gasoducto atravesará las áreas de Bajada de Añelo, Bajo del Choique, La Invernada, Pampa de las Yeguas I y II, Parva Negra Este y Oeste, La Escalonada, Rincón La Ceniza, Los Toldos Norte, Sur, Este y Oeste, La Calera, El Orejano y Sierra Chata, entre otras áreas alcanzadas.

El directivo explicó que esta obra representa «una contribución esencial al desarrollo de las reservas de shale gas, ya que permite inyectar la producción incremental de gas a los sistemas de transporte y permitirá expandir la escala del mercado gasífero».

«De esta manera, aumentarán las oportunidades de exportación, luego de haber cumplido con las necesidades del mercado interno”, manifestó Sardi.

Sardi agregó que «dado que la infraestructura actual de transporte de gas natural desde la Cuenca Neuquina estará completamente utilizada a partir de 2019/2020, es indispensable construir un nuevo gasoducto para evacuar la producción incremental de gas no convencional proveniente de la zona de Vaca Muerta». 

«El gasoducto que hemos construido y estamos inaugurando, posibilita el desarrollo de un proyecto para la construcción de un gasoducto troncal desde Neuquén hacia Provincia de Buenos Aires y el Litoral», iniciativa millonaria que se espera sea lanzado en licitación por el Gobierno nacional en breve.