El grupo Techint, que encabeza Paolo Rocca, decidió no esperar más la resolución del reclamo por la vía administrativa por el cambio en la interpretación de la Resolución 46/2017, que estableció un precio diferencial -subsidiado- para la producción de gas proveniente de Vaca Muerta, y demandó al Estado Nacional.

«Tecpetrol informa que presentó este lunes una demanda judicial solicitando la declaración de nulidad de las Resoluciones de la Secretaría de Gobierno de Energía a través de las cuales se liquidaron los pagos provisorios de las compensaciones previstas en la Resolución 46/2017, para los períodos de agosto, septiembre, octubre de 2018, así como también solicitó la declaración de nulidad de la Resolución 232/ 2019 por medio de la cual se rechazaron los recursos jerárquicos interpuestos por Tecpetrol contra las referidas resoluciones del Secretario de Gobierno de Energía».

El reclamo, cuyos plazos legales para la presentación vencieron este lunes, recayó en el juzgado Contenciosos Administrativo Federal Número 6 a cargo de Enrique Lavié Pico.

En primera instancia, Tecpetrol reclama «reconocimiento de los montos dejados de percibir con motivo del cambio de criterio adoptado por la Secretaría de Gobierno de Energía en los actos cuestionados, los cuales ascienden para los meses de agosto, septiembre y octubre de 2018 a un monto aproximado de $2.500.000.000 (unos 55 millones de dólares a tipo de cambio actual), más los intereses correspondientes».

Por otros dos meses del año pasado aseguran que corresponden $3.000 millones. Y aún restan los de este año: le demanda completa sería de varios miles de millones más aún.

Todo comenzó con la resolución 46 de 2017, que firmó por el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren. Allí se planteaba un esquema de subsidios a las empresas que invirtieran en la producción de gas no convencional en Vaca Muerta. La disputa generó porque Tecpetrol había informado un plan de producción de 8,5 millones de metros cúbicos diarios de gas y finalmente produjo el doble (17 millones). Pero el Gobierno informó que sólo pagaría el beneficio por los metros cúbicos anunciados y no por lo efectivamente producido.

La empresa asegura que «invirtió más de 1.900 millones de dólares en su proyecto Fortín de Piedra en Vaca Muerta confiando en la letra y el espíritu de la Resolución 46/2017«.