El Gobierno estableció un nuevo proceso simplificado de autorización de exportaciones de gas natural que reduce las aprobaciones de de 45 a 15 días hábiles, de acuerdo a la resolución 417 publicada hoy en el Boletín Oficial.

El objetivo es aumentar las exportaciones de gas, principalmente a Chile, que tiene una matriz energética dependiente del Gas Natural Licuado (GNL), tras la suspensión abrupta de los envíos de la Argentina en el 2007 por la caída de la producción. 

En septiembre de 2018 la Argentina volvió a exportar gas a Chile bajo la modalidad interrumpible y gracias a las inversiones en Vaca Muerta la producción total de mayo tuvo un crecimiento del 7,6%, la más alta en 10 años, informó la Secretaría de Energía.

Durante el primer semestre de 2019 se exportó un promedio de 5,9 millones de metros cúbicos diarios, sumando los envíos a Chile, Brasil y Uruguay. 

El aumento de las exportaciones permitirá incrementar y sostener la producción en períodos estivales obteniendo precios más competitivos para los hogares y la industria local.

«Incrementar los volúmenes exportados, principalmente a Chile, es un paso importante para dar un nuevo impulso al desarrollo del gas de Vaca Muerta», afirmó el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

En este sentido, añadió que el gran «desafío es continuar aumentando la producción para abastecer el mercado interno y poder convertirnos en exportadores de gas durante todos los meses del año. Esto nos permitirá converger a precios menores para el mercado interno, tanto para hogares como para el sector industrial».

El funcionario indicó, además, que dos grandes objetivos para los próximos años serán «reemplazar importaciones de GNL que todavía realiza el país y potenciar los sectores industriales gas-intensivos como pueden ser el polo petroquímico de Bahía Blanca o la producción de fertilizantes y papel, entre otros».

Entre 2006 y 2013 la Argentina pasó de tener un superávit comercial energético de US$ 6.100 millones a un déficit de US$ 6.900 millones (un salto negativo de US$ 13.000 millones). El año pasado, el rojo fue de US$ 2.300 millones, y este año se espera estar cerca del equilibrio.

Este nuevo marco prevé mecanismos para la autorización de exportaciones de gas «en firme». Estas exportaciones, de carácter no interrumpible, podrán realizarse en el período comprendido entre el 15 de septiembre y el 15 de mayo del año siguiente y deberán cumplir con la condición de no afectar el abastecimiento local. 

Para facilitar los pedidos y autorizaciones de exportación en firme, las solicitudes se realizarán mediante la plataforma electrónica de Trámites a Distancia (TAD) y la supervisión y otorgamiento de la solicitud correrá por cuenta de la Subsecretaría de Hidrocarburos y Combustibles de la Secretaría de Gobierno de Energía.