La ola de frío que desde el jueves cubrió a gran parte del país obligó ayer a suspender las exportaciones de gas natural. «Hubo un incremento en la demanda de gas por el frío y lo que pasó es que se fueron cayendo los contratos interrumpibles», aseguró a «Energía On», el presidente del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Mauricio Roitman.

El funcionario recordó que los contratos de exportación pactados hasta el momento prevén que ante una necesidad del mercado nacional los envíos se suspenderán, es decir que son interrumpibles. Esa necesidad es la que se plasmó desde el jueves por la tarde cuando la ola de frío afectó a los grandes centros urbanos del país.

El pasado lunes 1 de julio las exportaciones por las redes de TGS y TGN alcanzaron los 2,9 millones de metros cúbicos, un valor que se venía registrado desde el mes pasado. Sin embargo ya el miércoles bajaron a 1,7 millones, el jueves fueron de 800.000 metros cúbicos y el viernes apenas se enviaron al exterior 400.000 metros cúbicos.

«Las transportistas (TGS y TGN) son las que van avisando a cada contrato si hay necesidad. Esta semana se fueron interrumpiendo contratos de exportación y también de GNC en el caso de contratos interrumpibles», detalló Roitman.

Y agregó que «se venía consumiendo más gas en el último tiempo en lo que es generación eléctrica porque había gas disponible, pero ahora han comenzado a reemplazarlo por combustibles líquidos».

En tanto que desde las operadoras que debieron suspender sus exportaciones se señaló que la medida estaba prevista desde la firma de los contratos bajo la modalidad interrumpible y se señaló que incluso se esperaba que la necesidad de suspender los envíos se diera semanas antes de lo ocurrido.