Pampa Energía, la empresa integrada de energía más grande de la Argentina, invertirá este año u$s530 millones para apuntalar sus negocios en los sectores de hidrocarburos y generación eléctrica, en especial a partir de fuentes renovables, informó la calificadora de riesgos Fix, filial de la global FitchRatings.

Fix precisó que las inversiones esperadas para 2019 en el segmento de exploración y producción de petróleo y gas de la compañía serán de aproximadamente u$s260 millones.

En esta actividad se prevé que los recursos destinados a proyectos exploratorios se incrementen hasta u$s110 millones, indicó Fix en su informe de actualización de las calificaciones de Pampa Energía. Las inversiones en generación, a su vez, se estiman en u$s270 millones, incluyendo los nuevos proyectos y expansiones de capacidad por u$s170 millones.

Fix destacó los «niveles manejables» del plan de inversiones, que le permitirá a la compañía «mantener un perfil financiero holgado en los próximos años». El informe resalta que Pampa logró un «portafolio equilibrado», a partir de la integración de sus negocios de gas y electricidad, luego de diversas transacciones.

«Pampa mantiene una fuerte posición de mercado en los negocios en que participa, los cuales permiten estimar un flujo de caja estable, derivado de los contratos de venta existentes y su trayectoria de desempeño», evaluó la agencia.