El Ministerio de Hacienda comunicó oficialmente que la empresa MSU asumió la titularidad de dos centrales térmicas, una en la provincia de Buenos Aires y la otra en la de Córdoba, antes propiedad de las firmas Ugen y Uensa, respectivamente.

Hacienda informó a través del Boletín Oficial a todos los agentes del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), que ambas centrales actúan como agentes generadores.

Se trata de la Central Térmica Barker, de la localidad homónima del partido bonaerense de Benito Juárez; y de la Central Térmica Villa María II, ubicada en el Parque Industrial y Tecnológico de dicha ciudad cordobesa.

La primera despacha electricidad al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) a través de una red de transmisión de 132 kilovoltios, operada por Transporte de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (Transba).

Abastece a la línea de alta tensión Barker-Olavarría y está conectada al gasoducto General San Martín perteneciente a Transportadora de Gas del Sur (TGS).

La segunda se conecta a la subestación Villa María a través de una red de 132 kV operada por la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC), que permite despachar la energía a la red nacional, y se abastece del gasoducto norte de Transportadora Gas del Norte (TGN).