El gobierno de La Rioja reducirá el costo de la factura de energía eléctrica para los sectores con tarifa social, que pagarán $570 en promedio hasta 400 kilovatios, retroactivo a febrero.

En este beneficio se hallan incluidas 40 mil familias riojanas para quienes la energía estará subsidiada de un 90 a un 100% con un costo para el Estado riojano de 250 millones anuales.

El ministro de Infraestructura de la provincia, Juan Velardez, dijo que “hasta el 1 de enero pasado la Nación subsidiaba una categoría de usuarios de energía que era la misma para todo el país, salvo las provincias del NEA. La Rioja tenía subsidiados 150 kwh, o sea que los usuarios que ingresaban al sistema y consumían hasta este rango, tenían el 100% de energía subsidiada”, explicó.

“Ahora ya la Nación dejó de hacer el aporte y el gobernador decidió que La Rioja cubrirá dos rangos de consumo; de 0 a 150 kwh el 100% de la energía subsidiada, por lo que una factura de ese consumo será de $235, y de 151kwh a 400kwh se subsidiará el 90%, y la factura costará alrededor de $570”, detalló el funcionario.

“La Rioja sufrió un aumento acumulado del 4.742% desde diciembre de 2015, cuando el mega se pagaba $62, en enero de 2016 tuvo un costo de $320 y a la actualidad alcanza los $2.956”, informó.

“Pero a pesar de este gran incremento todavía estamos entre las provincias con la tarifa eléctrica más baja del país, según informe de Cammesa, debido a que La Rioja no tiene agua en superficie, y enfrenta un costo de producción del recurso hídrico mucho más alto, ya que es de perforación”, recordó Velardez.