La petrolera Vista Oil & Gas registró un incremento de 19% en su producción de shale oil en la formación de Vaca Muerta durante el segundo trimestre y consolidó su situación financiera con un crecimiento de sus ingresos netos de 9,1%, informó hoy la compañía.

La empresa que lidera Miguel Gallucio alcanza «muy buenos resultados» en los ocho pozos productivos que opera en el bloque Bajada del Palo Oeste, lo que permitió posicionarla «entre las cinco de mayor producción», aseguraron a Télam desde la compañía tras dar a conocer los resultados al mercado.

De acuerdo con esas cifras, en el segundo trimestre de 2019 alcanzó una producción de 29.016 barriles de petróleo equivalente por día (boed), lo que representa un aumento del 19% con respecto al mismo período de 2018.

El aumento se explica principalmente por el crecimiento y el desempeño en su proyecto de shale oil del Bloque Bajada del Palo Oeste, donde la producción total del área contribuyó con 4.823 boed. 

La compañía explicó que está «incrementando la inversión en tecnología de vanguardia», con la que pudo aumentar 52% la eficiencia de las operaciones, a partir de la velocidad de perforación y completación, y reducir 9% los costos. 

En cuanto a los ingresos netos, Vista sumó en el segundo trimestre US$ 120,4 millones, un incremento de 9,1% respecto de los US$ 110,3 del segundo trimestre de 2018. 

Esta suba se explica principalmente por mayores volúmenes de venta de petróleo crudo como resultado del crecimiento de la producción.

Así, para la compañía, los ingresos fueron el principal impulsor del crecimiento del EBITDA Ajustado, que alcanzó US$ 51,5 millones por encima del segundo trimestre de 2018.

Durante el trimestre, Vista junto con Riverstone y Southern Cross Group, crearon Aleph Midstream, la primera compañía de midstream enfocada 100% en el shale de Vaca Muerta, con la que busca replicar el paradigma operativo que impulsó el boom del no convencional en los Estados Unidos. 

El 25 de julio, la compañía de Gallucio comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York (NYSE) donde recaudó US$ 100 millones brutos para potenciar sus desarrollos en la Cuenca Neuquina, tras lo cual sumó dos emisiones de obligaciones negociables por otros US$ 100 millones.