La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) rebajó hoy en 70.000 barriles diarios su cálculo sobre el incremento de la demanda mundial de petróleo y advirtió de los efectos negativos que tendría una guerra comercial entre Estados Unidos y China en la economía global.

La OPEP calculó en su informe mensual que la demanda mundial en 2019 crecerá en 1,14 millones de barriles diarios (mbd) hasta los 99,86 mbd, 70.000 barriles diarios (bd) menos que sus datos de hace un mes.

Asímismo, estimó que el crudo que el mundo requiere de sus 14 países miembros retrocederá este año en un 3,5% hasta los 30,5 mbd, mientras que la oferta de sus competidores, con Estados Unidos a la cabeza, aumentará un 3,45% hasta los 64,51 mbd.

La advertencia del cartel petrolero se produce en momentos de alta tensión militar, entre Irán y los Estados Unidos en el Golfo Pérsico, tras el ataque a dos buque-tanques y tras el ataque de las milicias Houtíes pro iraníes, a un aeropuerto saudita.

La producción de los catorce socios de la OPEP cayó en mayo en 236.000 bd debido sobre todo a un importante descenso en Irán, país sometido a sanciones de Estados Unidos y que, en un sólo mes, ha visto como su bombeo bajaba un 9%, lo que significó una reducción de 227.000 barriles diarios.

Además de Irán, también ha caído la producción de Venezuela debido a la grave crisis económica por la que atraviesa, así como por las sanciones de Washington sobre su industria petrolera.

Por otro lado, el grupo energético mantuvo su previsión de crecimiento para la economía mundial en el 3,2% para 2019, pero incide en que la escalada en las disputas comerciales pueden llevar «a un menor crecimiento a corto plazo», informó la agencia EFE.

La volatilidad en los precios del petróleo registrados en los mercados en las últimas semanas se debe, según la OPEP, a «la incertidumbre sobre la economía mundial (…) en medio de la creciente tensión comercial entre Estados Unidos y China».