La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados mantendrán al menos hasta fines de junio el recorte de la producción conjunta acordado en diciembre, al cancelarse la reunión convocada para abril en Viena según aconsejó hoy un comité ministerial en Bakú, Azerbaiyán.

«En vista de que es improbable que los fundamentos del mercado cambien significativamente en los próximos dos meses, el Comité Ministerial Conjunto de Supervisión del acuerdo (JMMC, por sus siglas en inglés) (…) recomienda cancelar la reunión ministerial de abril», señalaron en un comunicado.

«Sentimos que quizás la reunión en abril podría no ser necesaria, pero el Comité no tiene la autoridad suficiente para cancelar esa reunión», dijo al respecto el ministro saudí de Petróleo, Jalid al Falih.
No obstante, por el hecho de que los principales representantes de la OPEP estuvieron presentes en el encuentro del JMMC, se estima como «muy probable» que próximamente se confirme oficialmente la decisión.

Los próximos 17 y 18 de abril, los ministros del sector de los países de la llamada OPEP+ (la organización más otros 10 productores, entre ellos Rusia), con los que selló en diciembre un acuerdo para reducir los suministros y evitar así la caída de precios, se iban a reunir en la capital de Austria para decidir la política de recortes.
Así, el próximo encuentro ordinario se celebrará el 25 de junio, cuando «se tomará una decisión sobre el objetivo de producción para la segunda mitad de 2019», indicó el Comité.

El paso dado por el Comité también da tiempo a evaluar el impacto de las sanciones estadounidenses a Irán y Venezuela en el mercado petrolero durante los próximos meses, según indicó a la agencia rusa RIA Nóvosti el ministro kuwaití de Petróleo, Jalid Al Fadel.

«Tenemos que mirar aún los datos para ver si ocurren cosas extrañas, pero por ahora la información es insuficiente», señaló.

En virtud del acuerdo que entró en vigor el pasado 1 de enero, la OPEP y sus aliados se comprometieron a retirar del mercado entre enero y junio de este año 1,2 millones de barriles diarios (mbd) de petróleo: 800.000 por parte de los países miembros y 400.000 de los llamados «No-OPEP», informó la agencia EFE. 

De los 24 productores participantes, Venezuela, Irán y Libia quedaron exentos del compromiso de limitar sus extracciones debido a las caídas involuntarias que sufren sus industrias petrolíferas a raíz de diversas causas.