Los secretarios de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere, de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo, inauguraron hoy el primer tambo con energía eléctrica solar, autosustentable, de Entre Ríos.

El establecimiento La Rosalía, una empresa agropecuaria familiar dedicada a la producción de leche desde 1981, es además el único tambo del país con certificación para exportar leche a la Unión Europea.

Esta mañana se inauguraron 218 paneles solares en su campo ubicado en Espinillo, a 30 kilómetros de la capital entrerriana, con la presencia de los tres secretarios y funcionarios y legisladores nacionales.

Bergman afirmó que «esta tecnología es un símbolo de energía renovable con un cambio de matriz, de generar un déficit a un superávit ambiental, y así Argentina vuelve a insertarse en el mundo con certificación internacional e identificación y orgullo nacional».

El secretario nacional consideró que se está «revirtiendo la ecuación y ahora, en vez de importar energía, buscamos la autosustentabilidad y exportamos energía».

También destacó que la colocación de paneles solares «permite ser competitivos, entrar a los mercados, generar divisas, empleo local y sustentabilidad».

Por su parte, Etchevehere afirmó que la colocación de los paneles significa «ponerse a la vanguardia de algo que es a futuro, pero también está vigente» hoy.

Respecto a la industria láctea, resaltó que «el año pasado se exportaron 1.000 millones de dólares de productos lácteos, 300 millones más que en el anterior, y se produjo un crecimiento en el primer trimestre de 2019 del 9%».

Mencionó que la lechería «está progresando, hubo faltante por el fuerte calor del verano que bajó entre un 27 y 30% la producción, pero ya se estaría estabilizado».

Laurentino López Candioti, director general de la empresa familiar, agradeció el acompañamiento nacional, que aportó «el 20% de la inversión» de más de 5 millones de pesos, para la compra e instalación de los paneles.

Además, la estancia destinará «$30 millones para nuevas tecnologías y desarrollo sustentable», como el mantenimiento de cámaras que transmiten «online real time» los procesos y el trabajo en la empresa.
«Pensamos de acá a 30 años, se generarán 6.500 kilovatios por mes y lo que no se utilice se insertará a la red eléctrica. Además tenemos buenas prácticas de manejo, uso racional de agroquimicos y terrazas para evitar erosión hídrica», agregó.

Respecto a la producción láctea, a la que aportan 5 millones de litros anuales, especificó que comenzó «un buen ciclo con una apertura de mercados internacionales y un repunte en el precio».