El Presidente Mauricio Macri mostró su apoyo a la candidatura del diplomático argentino Rafael Grossi para presidir desde el año próximo el Organismo Internacional de Energía Atómica, un ente de la ONU que se ubica entre los más estratégicos del mundo.

Macri recibió ayer en la Casa Rosada a Grossi, lo que constituye un fuerte gesto de acompañamiento para el actual embajador argentino en Austria y uno de los principales especialistas del sector nuclear a nivel global.

La muerte deñ japonés Yukiya Amano, que tenía mandato en la OIEA hasta noviembre de 2021, adelantó la discusión para un puesto al que Grossi ya había intentado sin suerte acceder en 2017. En aquel momento la candidatura que impulsaba y militaba para ella misma la entonces canciller Susana Malcorra para la Secretaría General de la ONU dejaba sin espacio la postulación de otro argentino para un alto cargo de escala internacional.

La foto de ayer en la Rosada fue completa: junto a Macri y Grossi aparecieron el canciller Jorge Faurie, quien este viernes en el Palacio San Martín anunciará oficialmente la candidatura del embajador argentino, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

En los 80 Grossi se capacitó en tecnologías nucleares, ciencia nuclear y aplicaciones nucleares y participó en las negociaciones de la Convención sobre Armas Químicas y el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

En 2002, fue nombrado jefe de Gabinete de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. En 2010 accedió a la jefatura de Gabinete del OIEA y cinco años después presidió la Conferencia Diplomática sobre la Convención de Seguridad Nuclear.