Estacioneros advirtieron que el abastecimiento de diesel por parte de las petroleras con un costo extra, a excepción de YPF, impactan en el precio al consumidor, al mismo tiempo que criticaron las medidas de carácter fiscal y financiero que “se han ido implementando en los últimos tiempos y que provocan graves perjuicios para el desarrollo de la actividad”.


“El tema central fue la situación de mercado y el abastecimiento de diesel de parte de las petroleras, las cuales excepto YPF cuotifican las entregas con un costo extra por encima del volumen base definido para cada establecimiento, lo cual irremediablemente debe ser trasladado al consumidor con el consiguiente efecto inflacionario”, afirmaron los estacioneros en un congreso sectorial.

El congreso se realizó ayer en Las Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, organizada por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha).
En el encuentro se analizó la actualidad del mercado y las medidas de carácter fiscal y financiero que se implementaron en los “últimos tiempos, que provocan graves perjuicios para el desarrollo de la actividad en momentos de estancamiento y caída de ventas”, según se informó en un comunicado.

Entre ellas señalaron la Resolución AFIP 50/2019 de febrero pasado, que establece el incremento en las tasas de intereses resarcitorios y punitorios cuando la estación se demore en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, “sin contemplar que los retrasos pueden ser consecuencia de la crisis”, cuestionaron.

Otro punto que analizaron fue la implementación del nuevo Sistema de Recaudación sobre Tarjetas de Crédito y Compra (Sirtac), que extiende la cobranza anticipada de Ingresos Brutos (IIBB) en operaciones realizadas con tarjetas, las cuales “motivaron oportunamente reclamos conjuntos con la CAME”.

También hubo referencia a la aplicación de comisiones bancarias por parte de las entidades financieras cuando se realizan depósitos en efectivo, que “a veces superan el 1% sobre el monto depositado, sin contraprestación de ningún servicio”. 

“Para los empresarios pyme esta situación se agrava porque muchas estaciones de servicio han tenido que suspender el cobro con tarjetas de crédito, debido a las altas comisiones y los extensos plazos de acreditación del dinero por la venta que realizan en cada carga, que llegan a los 28 días”, según se informó. 

Al respecto, el presidente de Cecha, Carlos Gold, explicó: “llevamos más de un año de reuniones y tratativas con funcionarios y organismos del Estado, siempre nos escuchan pero las respuestas siguen sin aparecer”.