El presidente de la Nación, Mauricio Macri, anunció un congelamiento de los combustibles por 90 días, entre otras medias para paliar los efectos de la devaluación y disparada del riesgo país, tras las PASO del domingo pasado en las que el gobierno sufrió una dura derrota.

Mediante un mensaje grabado, Macri sostuvo que «tomamos la decisión de congelar el precio de la nafta por los próximos 90 días y que la devaluación no afecte a la gente».

Desde que el lunes el dólar abrió un 25% por encima de la cotización del viernes, se rumoreaba en el sector de combustibles sobre un inminente aumento de precios. Al agravarse la situación ayer, con la divisa norteamericana pasando los $60, desde la cartera de Energía que conduce Gustavo Lopetegui iniciaron una ronda de llamadas con las petroleras para que suspendan cualquier suba por 90 días. El objetivo es evitar un recalentamiento aún mayor de la inflación.