La producción de petróleo aumentó 3,5% interanual en febrero y creció 3,1% en el acumulado de los 12 meses, indicó hoy el Instituto Argentino de Energía “General Mosconi” (IAE) en su informe de Tendencias Energéticas.

La entidad relativizó el repunte, sin embargo, ya que “en febrero de 2018 la producción petrolera mensual fue la más baja desde 1998”. 

El petróleo convencional (que representa el 86% del total) redujo su producción 1,8% en los últimos 12 meses, mientras que el no convencional, liderado por el shale oil, se incrementó 52,4%. 

En cuanto a la producción de gas, en febrero aumentó 7,9% interanual y 5,6% en el acumulado de 12 meses, precisó el IAE. 
Aclaró luego que “descontada la producción de Tecpetrol en Fortín de Piedra, la producción de gas natural acumulada en 12 meses cae 1,2%”. 

Según el informe, “este dato es de particular importancia” ya que la producción no convencional de Tecpetrol en ese yacimiento “es beneficiaria de los subsidios otorgados por el plan de estímulos a la producción no convencional (resolución 46/2017), que recientemente ha tenido un revés por parte del Gobierno”.

Considerando el conjunto de petroleras, la producción de gas convencional (que representa 63% del total) se redujo 8,4% en los últimos 12 meses, mientras que la no convencional, liderada aún por el tight gas, se incrementó 42,8%. 

El IAE puntualizó por otra parte que las ventas de naftas y gasoil cayeron en enero 6,6% interanual, mientras que en el cálculo acumulado anual bajaron 1,8%.

A su vez, el petróleo procesado aumentó 2,3% interanual en el primer mes del año, pero cayó 2,9% en el acumulado de 12 meses. 

“Esta caída en el procesamiento de petróleo acumulado es de mayor magnitud que la baja en la demanda de naftas y gasoil, lo cual sugiere que las importaciones de combustibles líquidos continuarían en aumento”, explicó el informe.