La Cámara de Comercio de San Luis pidió a la empresa distribuidora de energía de la provincia, Edesal, que adopte decisiones dentro del marco de “la responsabilidad social empresaria” y que actúe “con racionalidad”, ante el pedido de aumento de la tarifa de luz en el territorio provincial.

Edesal S.A. pidió el 26 de julio último, en audiencia pública, a la Comisión Reguladora Provincial de la Energía Eléctrica de la provincia de San Luis (Crpee), un aumento del valor Agregado de Distribución (VAD) del 63,67%, que de concederse impactaría en un 30 % en las tarifas de luz para los usuarios puntanos.

Ante la resistencia manifestada por los usuarios, el gobierno de la provincia de San Luis, del que depende la Crpee, salió a aclarar que el impacto en el costo final del consumidor no superaría el 20 %, y que esto dependerá de cómo se expida la comisión que deberá hacerlo durante el mes en curso.

Sobre el tema, la Cámara de Comercio difundió un comunicado en el que afirma que no se desconoce que la empresa debe gestionar sus operaciones en forma sustentable en lo económico, pero que es imperativo reconocer los intereses de los distintos públicos con los que se relaciona y “especialmente los clientes”.

Indicó que la vinculación y el compromiso con la comunidad y su desarrollo “no se logrará”, salvo intención de perseguir “el lucro como único objetivo”, mediante aumentos tarifarios “exorbitantes” que impactan «sobre el magro salario de los argentinos”.