El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, informó que se cerró la negociación con la empresa rusa Gazprom con la finalidad de atraer US$1.200 millones de inversión en la exploración del área Vitiacua (Chuquisaca), donde se estima que existe un potencial de reserva de gas natural de 2,3 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés).

«Ya hemos cerrado la negociación para que Gazprom sea operador en Bolivia», afirmó la autoridad en declaraciones a la radio Panamericana, al referirse a los acuerdos suscritos el jueves por Bolivia y Rusia, en el marco del encuentro de los presidentes Evo Morales y Vladimir Putin.

En esa línea, Sánchez anunció que en las próximas semanas se suscribirá un contrato de operación con Gazprom, el cual será remitido a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su respectiva autorización y aprobación.

Explicó que la exploración del área Vitiacua demandará una inversión aproximada de $us 1.200 millones.

La empresa más importante del mundo pone los ojos en Bolivia, como es Gazprom para invertir en Vitiacua», aseveró.

Agregó que también está en proyecto con Gazprom la conformación de una empresa para la comercialización del gas boliviano en otros países de la región.

Según el ministro Sánchez, se estima que a partir del año 2027 ó 2028 Vitiacua podría producir cerca de 12 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas, el cual -durante la vida del proyecto- generaría ingresos de alrededor de $us 5.000 millones a Bolivia.