La empresa Aesa comenzó a fabricar en el país los equipos para la gestión de arenas de fractura en las operaciones de producción no convencional en Vaca Muerta, conocidos como contenedores Lumas Box, que saldrán desde su planta industrial de la localidad bonaerense de Canning.

Se trata de la fabricación local de los componentes del denominado sistema de logística de última milla para agente de sostén implementado en Vaca Muerta recientemente, y que se plantea como una solución para la gestión eficiente de arenas de fractura en sitio.

El servicio Lumas Box de logística de última milla para el abastecimiento de arenas es un sistema de unidades contenedoras y cintas transportadoras especialmente diseñados para abastecen a los sets de fractura. 

El inicio de producción se concretó a partir del acuerdo celebrado con la empresa propietaria de la tecnología PropX, que permite la producción en Canning de los contenedores especiales del sistema abarcando las etapas de ingeniería y fabricación en grandes series.

«Este anuncio de fabricación nacional se da en el marco de la extensión del servicio provisto a YPF e implica la fabricación de 240 unidades, demostrando la apuesta de la operadora por esta tecnología», se explicó desde Aesa, donde el acuerdo representa el primer proyecto de fabricación “en serie” de la planta.

El sistema tuvo su testeo en el área Loma Campana que opera la petrolera YPF en Vaca Muerta, donde contribuyó a lograr el récord de 10 fracturas en 24 horas el 24 de mayo pasado, alcanzando además la cantidad de 156 etapas realizadas en 24 días consecutivos con 37.600 toneladas de arenas utilizadas.

Esta tecnología probada en el desarrollo de los no convencionales de Estados Unidos desacopla el transporte de arena tanto de la carga en origen como de la descarga en el set de fractura hidráulica reduciendo tiempos improductivos, costos de transporte y daños al medioambiente.